Logo Kordata

5 cosas a considerar antes de solicitar un crédito empresarial

5 cosas a considerar antes de solicitar un crédito empresarial

Un crédito empresarial es un instrumento destinado a fortalecer las operaciones comerciales, acelerar la producción y el crecimiento de las empresas, así como también para la adquisición y mantenimiento de maquinarias y equipos. A su vez, puede facilitar la inversión en nuevas líneas de producción y el pago de acreedores.

Esta clase de beneficios requiere considerar algunos aspectos que te permitan elegir el financiamiento más adecuado a lo que buscas lograr con tu empresa y evaluar la viabilidad de que te los otorguen.

Con la intención de ayudarte a identificar los aspectos que las empresas deben tener resueltos antes de adquirir un crédito empresarial, en Kordata con información de El Financiero te traemos una serie de consideraciones que serán de gran utilidad.

1.- Análisis de la empresa

En este proceso se evalúan aspectos financieros y operativos como capacidad y estado de los medios de producción, rentabilidad comercial, el balance de cuentas, entre otros. Así sabrás tus fortalezas, lo que debes mejorar y si es más conveniente un crédito simple para ser pagado de 3 a 5 años o un instrumento de tarjeta de crédito para acciones puntuales.

2.- Definir el monto del crédito

Tras realizar la evaluación de la empresa, es importante tener el estimado del monto a solicitar, que orientará la decisión del tipo de crédito que podrías necesitar. La suma también podrá relacionarse al tipo de crédito, ya que un crédito arrendamiento podría representar una suma inferior que la de un financiamiento hipotecario empresarial.

3.- Contar con un buen historial crediticio

Este punto favorece la adquisición del crédito, puesto que asegura una aprobación más rápida y permite acceder a mayores montos de financiamiento. Un historial positivo en el Buró de crédito empresarial te dará mucha más credibilidad ante las instituciones financieras.

4.- Proyecciones económicas

Este paso consiste en evaluar los beneficios que traería a la empresa el dinero inyectado a través del crédito. Por ejemplo, el crédito como anticipo te permite acceder a fondos calculados con base en las ventas efectuadas con tarjeta bancaria y se aprueba por un monto equivalente a las ventas de hasta mes y medio, mientras que un financiamiento revolvente te permite usar un monto parcial del total aprobado y solo pagar los intereses asociados al monto utilizado.

5.- Costos asociados 

Es importante evaluar los aspectos específicos de cada tipo de crédito empresarial, ya que de esto dependerá la tasa de interés, el valor de la cuota de amortización, las comisiones y gastos asociados a la solicitud. Esta tarea te permitirá conocer cuáles son las mejores alternativas y así podrás escoger el instrumento crediticio que mejor se ajuste a tus necesidades.

Recuerde que la asesoría financiera especializada te puede ayudar con la evaluación previa a la solicitud de un crédito empresarial. Un experto en el tema se encargará de encontrar el financiamiento que más se ajuste a tus necesidades.

También podrá informarte sobre cuáles serán las condiciones en que te pueden otorgar el crédito de manera personalizada, además de proporcionarte ayuda en la tramitación y obtención ante las instituciones financieras, sin que esto represente costo alguno para ti.